Llegamos un poco tarde. Siempre tenemos excusa, o eso dirán algunos. De corazón que me gustaría que os levantarais y leyerais desayunando que hay un nuevo #antilunes  y lo pudierais escuchar, pero no siempre podemos. El caso es que llegue y os alegre el lunes.

El #antilunes de hoy es un remix de un tema del estadounidense Damien Jurado, “Ohio”, a cargo de Filous. No so muy fan de los remixes, pero este mantiene la esencia del tema original y lo ha convertido en un éxito a nivel mundial. damienjurado

Para los que no conozcáis a Damien Jurado, es un veterano de la música indie-folk americana. A sus 42 años, Damien cuenta con muchos discos publicados, desde 1997, y una gran difusión en su país. En Europa también cuenta con adeptos, como servidor, aunque sea un poco más desconocido. Damien Jurado destaca por sus letras catastrofistas y negativas. Siempre es un buen acompañamiento cuando uno pretende pasar un rato en una tristeza mitigada por la música, o acrecentada, según se mire.

Sin embargo, el aire del remix de Filous es más positivo. Aunque la letra de la canción no deja duda de la melancolía que caracteriza a la música de Jurado. Este es el videoclip creado por Filtr a raíz de la mencionada remezcla. No obstante, os animamos a que conozcáis al genio a través de su música, mucho menos animada que el #antilunes de hoy, pero muy buena, quizás mejor que esta remezcla.

Este es el enlace a la canción en Spotify:

Esta es la letra de Ohio, compuesta por el propio Damien Jurado:

Out from my window across from the city
I have what's considered a good view
Two blocks from the subway, three from the fountain
Where I walk to break in the new shoes

She stands on the sidewalk just waving at taxis
Like horses in parades in passing
I ask where she's headed she tells me
"Ohio, I've not seen my mother in ages"

"It's been a long time, a real long time
A real long time"

Out from my window how far is Ohio?
She laughed and pointed out east
She said, "I grew up there with my dear mother
And I haven't seen her since thirteen"

"You see, I was taken while she lay sleeping
By my father's hired man
We moved to city so far from my family
I haven't been back there since"

"It's been a long time, a real long time
A real long time"

Out from my window please hear me Ohio
Your daughter wants to come home
She longs to be with you, to hug you to kiss you
To never leave her alone

And I've gotten to know her to live with to love her
It's hard to see her leave
She belongs to her mother and the state of Ohio
I wish she belonged to me

See you sometime, see you sometime
See you sometime

 

Los suscriptores de nuestra playlist de Spotify “Antilunes de Los Mundos de Josete” ya sabían que este iba a ser el #antilunes de hoy, así que si queréis conocer de antemano qué canción va a ser la escogida no tenéis más que suscribiros a nuestra playlist.

 

Buenas noches y buena suerte.

Recuerda que los canales para seguirnos: la suscripción al feed o vía mail. Sabéis también que tenemos página en Facebook, en la que debes darle al “Me gusta” para estar al tanto de nuestras novedades, también tenemos una cuenta de Twitter (@mundosdejosete), que deberíais seguir, por divertida y por muchas cosas más. Además podéis seguir mi cuenta personal (@josetes). Tenéis también nuestro perfil musical en Spotify. Y como no, estamos indexados en Bitácoras.

El penúltimo lunes de agosto lo vamos a comenzar con una peculiar banda de rock: I’m from Barcelona. Una banda diferente venida de Suecia, esa gran cuna del pop que no deja de aportarnos grupos y excelentes canciones. Con  30 integrantes en su formación, llevan años asombrando al mundo. En 2009 “We’re from Barcelona” fue el tema del anuncio de cervezas San Miguel, seguro que todos lo recordáis, aunque no sepáis que eran unos suecos los que cantaban la canción. Entre los instrumentos que forman la banda hay  clarinetes, saxofones, flautas, trompetas, banjos, acordeones, guitarras, tambores y teclados entre otros.La mayor parte de los miembros actúan como coro durante las canciones y los directos. Emanuel Lundgren es el fundador de la banda, el compositor de canciones y la voz principal del grupo.

I’m from Barcelona ha creado con Violins uno de los temas más bailables de este 2015. Un éxito mundial de dimensiones todavía por calibrar que ya tiene remezclas importantes a cargo de, por ejemplo, nuestros elyella djs. Y es que su melodía pegadiza es de las que silbas, cantas, tarareas o simplemente llevas en tu cabeza el resto del día. Es por ello que es nuestro remedio contra los lunes en esta 35º semana de 2015, y ya el 11º #antilunes de Los Mundos de Josete.

i-m-from-barcelona

Un vídeo fantástico, una coreografía graciosa y muy estudiada. Tomad nota los amantes de los lipdubs y de las coreografías:

La letra de “Violins” desprende añoranza por esos violines que no dejan de sonar de un modo peculiar como base de la canción, añoranza de ese sonido y de las manos que lo hacen sonar.

No sound and no silence
I need the violins
Oh, violins

Old heartaches
Come crashing down
I need the violins
Oh, violins

Fiona, I need your helping hand
Neyona, I need the violins

No past and no future thence
I need you by my side
I need your hands
Old heartaches
Come crashing down
I need the violins
Oh, violins

Fiona, I need your helping hand
Neyona, I need the violins

Baby, it is no surprise
Kill the music and the party dies
Baby, it is no surprise
Kill the music and the party dies
(bis)

Este es el enlace de la canción en Spotify

 

 

Y así es como queda nuestra playlist de spotify, a la que esperamos que os suscribáis pronto para empezar cada lunes con la mejor música.

Buenas noches y buena suerte.

Recuerda que los canales para seguirnos: la suscripción al feed o vía mail. Sabéis también que tenemos página en Facebook, en la que debes darle al “Me gusta” para estar al tanto de nuestras novedades, también tenemos una cuenta de Twitter (@mundosdejosete), que deberíais seguir, por divertida y por muchas cosas más. Además podéis seguir mi cuenta personal (@josetes). Tenéis también nuestro perfil musical en Spotify. Y como no, estamos indexados en Bitácoras.

Lunes, 17 de agosto de 2015. Vuelta de las vacaciones para muchos de vosotros. Inicio o ecuador para muchos otros. Para servidor es el ecuador de un mes extraño, más extraño que los vividos anteriormente, pero también espero que sea el más extraño de los que me queden por vivir. blur-ong-ong

Entre tanta extrañeza hemos escogido un tema genial, pero con un videoclip al que le caben todo tipo de calificativos como gracioso, extraño, freak, peculiar, pintoresco, colorido, etc.  Hemos recurrido a “Ong Ong” de Blur, canción que forma parte de su último álbum de estudio, el primero tras muchos años de silencio grupal. Damon Albarn y los suyos han vuelto a lo grande con “The magic whip”, un disco muy recomendable y con el que estuvieron en el pasado Festival Internacional de Benicàssim (FIB).

El reparto de este videoclip lo conforman Damon Albarn, como Mr. Cream, Graham Coxon como Mr. Brown, Alex James, como Mr. Red, Dave Ronwtree, como Mr. Black, Mr. Ok en su propio papel, y Ms. Ok como Ms. Ok. Dirigido todo por Tony Hung, con ilustraciones de Spencer Wilson y contando con Layla Atkinson y Pete Mellor como directores de animación.

No deja de tener su gracia ver a músicos del tamaño de los Blur disfrazados de cono de helado, en una clara alusión a “Go out”, mosca, cucaracha y bicho rojo gordo indescriptible. En un guiño total a sus fans asiáticos y al mundo de los videojuegos. ¿A quién no le recuerda al primigenio Mario Bross? Nos hacemos mayores, hasta los Blur rinden homenaje al arcade. Incluso “Ong Ong” suena a Hong Kong pronunciado por un asiático. Para la historia quedarán los 45 segundos finales, sin música y con los créditos, porque no me imagino a estas estrellas de la música dando un concierto con esos disfraces.

Videoclip a parte la canción transmite alegría y buenas vibraciones, por eso la escogemos para animaros este lunes, para que sea lo que sea lo que tengáis por delante cantéis “I wanna be with you”, si es pensando en nosotros mucho mejor, de verdad que se agradece. Pero si no es así, que la buena música, como este “Ong ong”, inunde vuestras vidas.

Quien os escribe lo tiene claro, cada día más. A toda esa gente que valéis la pena, que estáis ahí cuando sale el sol, cuando llueve o cuando el tsunami lo arrasa todo: “I wanna be with you”. Más adelante tenéis la letra para que la cantéis como si estuviéramos celebrando una gran fiesta y la cantáramos juntos. Pronto lo haremos.

Aquí tenéis la canción en formato spotify:

Y aquí la preciosidad de letra de este Ong Ong.

Lalala lalala...
I got on a boat on a hot sunny day
To get out of this town
Cause the tarmac was melting
And the people seemed to sway
Stuck in the underground
To the isle of the black kites
And the wishing tree
I wanna be with you
On the slow boat to Lantau
Through misty seas
I wanna be with you
I pulled out the harbour with recession behind
And I'm feeling the love of you
So you better get to charge until I see you again
You know just what to do
If you're caught up in the gales on the junk boat sea
I wanna be with you
With the pilgrims the mountains in the high trapeze
I wanna be with you
If you're the landlord, the social on P.S.T.
I wanna be with you
On an island of rainclouds and verdant seas
I will be there with you oh
Lalala lalala...

Y ahora sí, nos vamos, os dejamos hasta el lunes que viene, no sin antes recordaros que nos tenéis en spotify, en la lista “Antilunes de Los Mundos”,  que hoy suma su décima canción con este “Ong ong”. Sed felices y que la buena música os acompañe.

Buenas noches y buena suerte.

ladolcevita2Mucho se ha escrito sobre “La dolce vita” desde que se estrenó en 1960. Lejos de pretender redescubrir esta emblemática película italiana hoy os traemos un repaso por una serie de escenas claves, y magníficas, que hacen de esta cinta un imprescindible en la vida de cualquiera que ame el cine, como nosotros. Un must see que dirían los ingleses. Muchos de vosotros abandonaréis esta entrada por no haber visto la película, en tal caso os animo a hacerlo y a que guardéis en un mail, en vuestro pocket, en el flipboard, en el botón de favoritos o a través de cualquiera de esos cajones de sastre en los que confiamos nuestras lecturas faltos de tiempo en esta vida inútilmente ajetreada.

“La dolce vita”, dirigida por el universal Federico Fellini, con guión escrito por él mismo, junto con Tullio Pinelli, Ennio Flaiano y Brunello Rondi, fue protagonizada por Marcello Mastroianni, Anita Ekberg, Anouk Aimée, Yvonne Furneaux, Alain Cuny, Nadia Gray, Annibale Ninchi, Margali Noel, Lex Barker, Jacques Sernas y Adriano Celentano entre otros. Han transcurrido 55 años desde su estreno, y, sin embargo, la historia no pierde vigencia. Trata la vida desordenada de un periodista del corazón, Marcello, introducido en círculos influyentes y de alto copete de la alta sociedad romana de los 60. Marcello trasnocha a la caza de noticias, tapando sus miserias personales y familiares a través de fiestas con lo más variopinto de la sociedad.

Leíamos no hace mucho de la intención de alguna productora ávida de recaudaciones fáciles de preparar un remake de “La dolce vita”. Como no tenemos la fuerza moral, ni el poder para evitarlo, les vamos a sugerir que al menos respeten la esencia de esta auténtica obra de arte. Es normal, en vista de otros remakes, temerse lo peor. Lleno de momentos emblemáticos en la historia del cine, la selección que os hemos preparado, y que contiene spoilers, para que nadie se queje después, pasa por estos 10 momentos, que, para servidor, convierten a “La dolce vita” en una de las películas imprescindibles y más grandes de la Historia del Cine:

  1. La aparición de Marcello y Maddalena en casa de la prostituta tras huir de la prensa rosa. Que dos amantes paguen a una prostituta por ocupar la habitación de su piso en las afueras de Roma no deja de tener su gracia. Máxime cuando la prostituta queda totalmente al margen del juego de los amantes, para disgusto del chulo.
  2. La impactante llegada de Sylvia Hank al aeropuerto. Con los reporteros de la prensa rosa empujándose entre ellos, alguien ofrece a Sylvia una porción de pizza que la musa del momento, la bella Anita Ekberg prueba coqueteando con las cámaras y los flashes. El productor disfruta encantado de la llegada de la rubia más impactante que va a frecuentar Roma en esos días. la dolce vita 1[7]
  3. Otro de los momentos de lucimiento personal de Sylvia es, sin duda, la continuación del juego de la actriz con la prensa durante su conferencia de prensa. Mientras Marcello llama a su casa, Robby aparece en la rueda de prensa completamente borracho. El brillo desenfrenado de la bella Sylvia prosigue en su subida a la cúpula del Vaticano. Un canto al esplendor de la belleza de Anita Ekberg. A la juventud, a la belleza. El juego de planos en la escalinata y cómo su sombrero vuela en lo alto con la plaza de San Pedro al fondo.
  4. La fiesta de esa noche es otro de los momentos cumbre del cine. Pero si he de escoger un momento en toda la fiesta, este es, sin duda, la llegada de Frankie al evento. Un Frankie, retrato del vividor, que pide “Caracas” y desata un auténtico desenfreno colectivo. Seguido, a posteriori, por el rock&roll con baile y el enfado posterior de Robby. En este punto, y como cantan los Sidonie, el sinvergüenza Mastroianni cae rendido a los encantos de Sylvia. Huyen alocadamente y Fellini nos regala, en este punto, varios de los momentos culmen del cine de todos los tiempos. Marcello entrega sus armas en inglés “Sylvia, I never find a woman like you” con aullido de un perro y sin respuesta posterior por parte de Sylvia. Tras un recorrido en coche por Roma se apean del vehículo para que acontezca la mágica aparición de Sylvia y el gatito en la Fontana di Trevi. Una de las escenas más famosas de la historia del cine. “Marcello, come here. Hurry up”. Como en lo más alto del deseo de Marcello la fuente se apaga. Cuando Sylvia llega al hotel se produce el sonoro bofetón de Mr. Robert. Y el posterior encuentro de este con Marcello. Como en la vida real, en todo triángulo amoroso siempre hay un triunfador y un perdedor. la-dolce-vita--644x362
  5. La escena bajo la lluvia en la que los niños iluminados corren a ver la supuesta aparición de la Virgen entre el histerismo de curiosos. Paparazzo, otro de los regalos que hizo Fellini a la historia del Cine, haciendo fotos como un loco y  la pelea por llevarse una rama del árbol en el que se manifiesta la madre de Dios. Un símil del histerismo religioso y una crítica velada hacia la fanática devoción de la Italia de esa época. En medio del caos Marcello busca a una Emma al borde de un ataque de nervios.
  6. La visita al cabaret de Marcello y su padre. Para mí uno de los momentos más deliciosos de la película. El payaso que toca la trompeta y mueve los globos. La fanfarronería del padre de Marcello y la vedette coqueteando con él mientras deja en evidencia a su hijo. El desencuentro de padre e hijo y los lamentos del segundo por no conocer al primero, desnudan al canalla Marcello ante una infancia difícil. la dolce vita
  7. La fiesta en el castillo del prometido de la bella sueca. Con gente tan estrafalaria como el tercer hijo “que no pinta lo más mínimo”, la abuela o Federica “la loba”, a quien le encanta amamantar niños. La aparición de Maddalena y su juego con el pobre Marcello, a quien le devuelve su juego anterior, y la posterior sesión de espiritismo. El mayor contraste de este momento de la historia se produce durante el amanecer, con la princesa madre yendo a misa mientras vuelven de la fiesta los vividores. Fellini enfrenta lo nuevo y lo viejo, los jóvenes con sus progenitores, las costumbres religiosas frente a la orgía desmedida y la fiesta sin control. Las dos Italias, los dos mundos de los 60.
  8. Tras ella, acaece otra de mis escenas favoritas, por el entorno, por la ambientación, por la fotografía y, sobretodo por los diálogos. La escena de Emma y Marcello en la carretera con la luz de los focos de fondo “Eres un gusano, un miserable, acabarás solo como un perro.” “Qué va a ser de tu vida”. “Esto no es amor, es basura”. Un diálogo durísimo y fortísimo del que Emma se despide con un “Tú sabes mucho de putas”.
  9. La llegada de la mujer de Steiner a su casa. Marcello desolado mientras el comisario intenta explicar a la señora la situación entre una nube de unos paparazzis que son totalmente ajenos ante la trajedia que acaba de suceder. Sin duda, una crítica al precio de la fama, a la insensibilidad al dolor de la prensa del corazón. Y Marcello otra vez desnudo, entre dos mundos, su trabajo y su amistad con Steiner. Su sensación de no comprender muy bien a qué dedica su vida.
  10. El último de los diez momentos clave es, sin lugar a dudas, la fiesta de separación de Nadia. La recién divorciada organiza una fiesta que desemboca en una orgía con desnudos, borracheras, provocaciones, insinuaciones, que culminan con el striptease de la propia Nadia. La fiesta termina con la llegada de Ricardo, el dueño de la casa, al grito de “Hijos de la gran puta”. El discurso de Marcello borracho. La cabalgata sobre Lucía a palmadas mientras le pone plumas como si fuera una gallina. La sensación de que todo vuelve al punto de partida aunque no todo vaya a volver a ser como antes. El amanecer final mientras aparece en las redes del mar una ballena en una playa casi desértica. Un final apoteósico y fantástico para una de las películas favoritas de quien os escribe.

Por cierto, su banda sonora, a cargo de Nino Rota, también es digna de mención. Si tuviéramos que escoger un elemento más, el 10+1 de los puntos enumerados, sería sin duda esa hermosa y pegadiza melodía que acompaña a Marcello a lo largo de la película.

He tratado de resumir en 10 breves puntos la grandeza de una película que sobrepasa, de largo, este humilde resumen. Como todo el arte, lo mejor es que pongáis vuestros sentidos al servicio de la obra. Que os dejéis llevar, que os dejéis encantar por Marcello, Sylvia, Emma y todos los personajes de esa fauna dirigida y filmada por uno de los directores más grandes de todos los tiempos:  Federico Fellini. Una visión del mundillo y de la realidad a través de los ojos de el observador privilegiado que es Marcello. Si no la habéis visto, ya estáis tardando, si la habéis visto, volved a verla, descubrid estos 10 momentos únicos y otras decenas de ellos. Gozad con “La dolce vita”. Valoración: 8,8.

Buenas noches y buena suerte.

palma5Es lunes otra vez. Ha vuelto a sonar el despertador, hay cosas que hacer, muchas. Trabajar, luchar, sonreír, cantar, regalar sonrisas y sacar fuerzas de donde no las hay. Es agosto, y no dejamos de currar. Vemos el mar pero apenas podemos disfrutar de él. Aunque hay canciones, como esta que hoy os proponemos como remedio, que suenan a estivales, que no sólo hablan de amores veraniegos, sino que suenan a verano, y no precisamente a ese que os pondrán muchos disc-jockeys cutres en los garitos o terrazas de moda. La propuesta de hoy es  “Girl, You Couldn't Do Much Better on the Beach” de los jovencísimos Palma Violets.

Los más fieles, y los más despiertos de memoria, recordaréis que os hablamos maravillas de ellos hace un par de añitos. Entonces triunfaban con su Best of friends. En 2013 publicaban su primer larga duración “180”, fueron aclamados por público y crítica por su sonido 100% británico. Una mezcla entre The Pulp y los Stone roses y un futuro prometedor por delante. Seguíamos hablando de ellos en este blog hace dos veranos.

Es ahora en 2015 cuando llega su segundo disco: “Danger in the club”, que sigue conservando lo mejor de su sonido, una mezcla de post-punk, garaje, y guitarreo indie que nos regala temazos del calibre del que hoy os presentamos “Girl, You Couldn't Do Much Better on the Beach”. El disco se lanzó a principios de mayo y los está llevando de gira internacional por varios países.

Escogemos esta canción como antilunes por acercarnos el verano, por recordarnos que no todos los amores pueden ser, y que quizás son los de verano los más frágiles y expuestos a promesas imposibles de cumplir. Aunque no sólo los veraniegos estén expuestos a la palabrería barata y a las promesas que más tarde no se acabarán cumpliendo y acabarán por dañar a la parte más frágil. El videoclip, que nos gusta mucho, fue dirigido por Jim Tobias y la posterior producción corrió a cargo de Toto MacDonald, y es este que os dejamos a continuación:

Del mismo modo podéis escuchar la canción a través de Spotify sin salir de nuestra web haciendo click en el enlace

 

Y os recordamos que esta novena entrega de nuestros antilunes  y que por tanto pasa a formar parte de nuestra lista de spotify “Anti lunes de Los Mundos” a la que os podéis suscribir pinchando en el enlace que os mostramos a continuación:

La letra de la canción no puede ser más sencilla, una muestra más de que esta puede ser una canción del verano perfectamente. Fácil, directa y pegadiza:

I was standing under palm trees waiting for you
You had a vulnerable heart and a smoking 42
You said I'd changed but I've always been this way
Maybe I was to blame?
You were the youngest Mary of three
Shattered by the man and the pack of authority
We'll probably burn out and fail
Well at least I was a marvellous failure
You'll be like the rest, a nonsensical benign success
(Woah woah woah woah woah woah...)
Woah woah woah, you said I've changed
(Woah woah woah woah woah woah...)
Woah woah woah, you said I've changed
(Woah woah woah woah woah woah...)
Woah woah woah, you said I've changed
(Woah woah woah woah woah woah...)
Woah woah woah
You said I'd changed but I've always been this way
Maybe I was to blame

Buenas noches y buena suerte.

Recuerda los canales para seguirnos: la suscripción al feed o vía mail. Sabéis también que tenemos página en Facebook, en la que debes darle al “Me gusta” para estar al tanto de nuestras novedades, también tenemos una cuenta de Twitter (@mundosdejosete), que deberíais seguir, por divertida y por muchas cosas más. Además podéis seguir mi cuenta personal (@josetes). Tenéis también nuestro perfil musical en Spotify. Y como no, estamos indexados en Bitácoras.