Las Benévolas, de Jonathan Littell.

Podría comenzar esta crítica con un sonoro ¡Por fin!, y nadie lo pondría en duda, 6 meses y 987 páginas después anoche acabé con Las Benévolas. Se presentaba el Premio Goncourt 2006 como uno de los fenómenos literarios del año y del siglo, pero lo cierto es que durante este tiempo he leído críticas buenas, malas, incluso antes de acabar el libro, y despiadadas.

El libro tiene casi mil páginas pero parece que tenga 8000, es denso, es lento, el día que lograba leer más de 30 páginas me daba con un canto en los dientes, los espacios entre renglones son mínimos y los diálogos se entrecomillan, nada de dos puntos, salto de línea y guión. Además, para empezar, uno aprende alemán a la fuerza, terminología sobre el exterminio y la graduación militar con la mínima explicación, ya sé lo que es un Obersturmbanhführer, el Volk o Bergjuden.

A priori un ladrillo, que convierte en héroes a todos los que la hemos acabado. Pero la historia aterra, conmueve, pese a los momentos de lentitud esta obra tiene momentos trepidantes. Y lo peor, es que llegas a entender a un oficial de las SS metido hasta las cejas en la cuestión judía, cómo se trastorna, cómo acaba por no inmutarse, cómo vivió Alemania aquél horror. El personaje pasa por todos los episodios del horror nazi en primera persona, desde el comienzo de la Guerra, Stalingrado o los últimos días de abril del 45, todo ello narrando su desastrosa vida: sueños escatológicos, desorden emocional familiar, incesto, homosexualidad, una vida de esas que todo el mundo quisiera para sus hijos...

Contaros una historia de este tipo en una entrada supera mi capacidad de síntesis, lo recomiendo, sí, leéis bien, lo recomiendo. Es un pedazo de libro, a ratos excesivamente barroco, pero una gran historia. Eso sí, hay que estar mentalizado para leerlo y tener ese pequeño orgullo de lector que impide dejar una novela a la mitad. Quizás la crítica ha sido cruel con el libro, pero la culpa es de los editores, que lo vendieron como un fenómeno de ventas cuando es un libro duro y no precisamente de fácil lectura. El tiempo dirá, mi parecer es que la Historia y el punto de vista de la misma merecen la pena. Valoración:8.5.

Buenas Noches y Buena Suerte.

Etiquetas de Technorati: ,

1 comentarios:

Alec Luis dijo...

Estimados compañeros blogeros, saludos. Estoy leyendo Las Benévolas desde hace una semana, voy por la mitad; su lectura es muy adictiva, una prosa magistral; me va pareciendo de los mejores libros que he leído. Una obra maestra.
Con el perdón del administardor de este Blog los invito al foro literario y cultural Locus Literario. Serán bienvenidos para que charlemos de literatura. Chao.

A. L.