Revolutionary Road.

Decepción es la palabra, esperaba más de Revolutionary Road, esperaba menos artificios para buscar premios. ¿Winslet?, no es para tanto, mucho mejor DiCaprio para mi gusto. Ambos actores se marcan un gran papel en un matrimonio algo difícil de creer, con diálogos a veces absurdos e infantiles. Le sobra media hora y le falta ritmo: es lenta. Mendes nunca fue director de mi agrado, pese al culto que se le profesa.

No digo que no sea una buena película, la historia es compleja, invita a la reflexión, pero de un modo tímido. Algo que me encantó: tan pronto estabas del lado de él como lo estabas del de ella. También he de destacar el papel como secundario de Michael Shannon, genial, un toque de humor dentro de la locura, la ironía de que alguien encerrado en un manicomio cante las verdades al matrimonio estrella del vecindario, apostaría a que se lleva el Oscar al mejor secundario. Conclusión: los actores lo bordan, a la película le falta un punto para ser algo más que una buena película. Valoración: 6.8.

Buenas Noches y Buena Suerte.

Etiquetas de Technorati:

2 comentarios:

San dijo...

Yo tb la vi, y tb esperaba un poco más. A mí, las anterirores 3 películas de Mendes me gustan mucho. Es más, American Beauty y Camino a la perdición están entre mi top 20. Pero a esta peli le falta algo. Esperaba una peli del mismo nivel que American Beauty (por lo que leía parecía un intento de lograr algo similar), pero esta le ha quedado lejos. No es una mala película, pero le falta un algo. Los personajes me gustan, las interpretaciones tb (al completo), y la banda sonora tb me gusta. Cierto que la peli te deja pensando (no esperaba menos)y en muchos sentidos.Primero, en la dualidad de perseguir los sueños y arriesgar o vivir en la cómoda rutina. Pensar en cúanto valen esos sueños y por cuánto estarías dispuesto a venderlos. Pensar en quién es el que no está cuerdo: aquel que encerramos en un manicomio, o aquél que está fuera y se autoencierra en una vida de monotonía.

Sin embargo, para mí no acaba de plasmarlo del todo bien en esta película. Comparandola con American Beauty, en esta peli no sales del cine como en American Beauty pensando en la falsedad de lo que vivimos muchas veces, en los matrimonios que son una farsa para aparentar, en el peso que tienen las apariencias en nuestras vidas ,en que nuestra vida dista de ser un sueño. Aquí sales pensando... pero con un regusto amargo de la película. Quizá el final(aunque no me desagrada), no esté a la altura de su ópera prima y por qué no decirlo: DiCaprio está genial, pero Kevin Spacey estuvo sublime.

PD: El oscar al mejor actor secundario tiene pinta de Heath Ledger. Y sinceramente, no me parece injusto.

Josete dijo...

Cuestión de gustos.. para mí Mendes está sobrevalorado, como lo siento, buscar demasiado la excentricidad para lograr el reconocimiento no muestra más que megalomanía. Su debut fue tan aclamado que será difícil ver otra película con tanto éxito como American Beauty...