The Reader.

Efectivamente, The Reader es para quitarse el sombrero, Kate Winslet interpreta en Hanna Schmit uno de los papeles de su vida, merecidamente recibió el Oscar y el Globo de Oro a la mejor actriz. Me llevé una agradable sorpresa con The Reader, no es para Oscar a la mejor película pero me gustó más que El curioso caso de Benjamin Button.

Es una historia llena de pasión, de dolor, de sufrimiento y de callar cuando se debe hablar. Cargada de erotismo y sexo, quizás en exceso, pero no es más que el fiel reflejo de la novela homónima, de Bernard Schlink de la que se adaptó The Reader. En Berlín, en los años 50 un chaval de 15 años empieza una relación con una mujer de 30 y tantos, basada en la lectura y el sexo. A partir de aquí las implicaciones emocionales y el pasado oscuro de Schmit hacen que Michael Berg viva una convulsa juventud y posterior etapa adulta.

Es una película 100% recomendable. Añadir un par de peros: 123 minutos dura la cinta, cuando con menos hubieran contado lo mismo, y con menos escenas de elevada carga erótica también. Aún así, la interpretación de Winslet y la historia merecen pagar por verla. Valoración: 8.3.

Buenas Noches y Buena Suerte.

Etiquetas de Technorati:

2 comentarios:

San dijo...

Encara no la he vist... aixina k no pot ser la tercera vegada seguida k opine el mateix k tu. Llàstima..

Josete dijo...

A vore si a Viena, amb una cervessa podem comentar-la, será molt millor que coincidir amb tu ara...