El Hobbit 2. La desolación de Smaug.

El_Hobbit_La_desolacion_de_Smaug-498845622-largeTras ver el pasado año “El Hobbit. Un viaje inesperado”, ya teníamos ganas de poder ir al cine a ver la segunda entrega de esta trilogía, a la que han llamado “El Hobbit 2. La desolación de Smaug” (EEUU, 160 minutos, 2013). Dirigida por Peter Jackson con guión adaptado de la novela de J.R.R. Tolkien por el mismo director junto con Philippa Boyens, Peter Jackson, Fran Walsh, Guillermo del Toro. El reparto lo conforman: Martin Freeman, Ian McKellen, Richard Armitage, James Nesbitt, Aidan Turner, Graham McTavish, Jed Brophy, Luke Evans, Benedict Cumberbatch, Stephen Hunter, Ken Stott, Evangeline Lilly, Orlando Bloom, John Callen, Adam Brown, Dean O'Gorman, William Kircher, Peter Hambleton, Mark Hadlow, Lee Pace, Sylvester McCoy, Cate Blanchett, Mikael Persbrandt, Stephen Fry, Ryan Gage.
La película cuenta con diversas nominaciones 2013: Premios BAFTA: Nominada a Mejores efectos visuales y mejor maquillaje, 2013: Critics Choice: 5 nominaciones, incluyendo Mejor actriz de acción (Evangeline Lilly), 2013: Satellite Awards: Nominada a Mejor canción original.
En esta entrega Bilbo prosigue, junto con Gandalf y con Thorin Escudo de Roble, su viaje hacia Valle para buscar la piedra preciosa que unirá a todos los enanos en la lucha contra el mal, que va ganando cada vez más fuerza y que cuenta con un ejército más poderoso cada día que pasa. Durante el camino, la compañía formada por los 13 enanos, Bilbo y Gandalf, tendrá que atravesar un bosque encantado, negociar con un hombre que se transforma un animal que odia a los elfos e intentar escapar de la Ciudad del Lago para intentar llegar a su destino.
Partiendo de la base de que esta entrega es otra adaptación de las tres que se pretenden hacer de la novela homónima de Tolkien, uno se da cuenta de que el chicle no da más de sí. Efectivamente los paisajes, los efectos especiales, el maquillaje, las luchas, esta vez adornadas con las acrobacias de los Elfos, la emoción, la épica y un sinfín de motivos están en la balanza positiva de esta película. Sin embargo, hay momentos de la película en los que uno podría dormirse y no pasaría nada, hay mucho fragmento prolongado excesivamente y es una lástima. Si de este libro hubieran extraído sólo dos películas probablemente hubieran sido más intensas y con una calidad media bastante superior al producto actual, pero claro, la pela es la pela. Valoración: 7.
Buenas noches y buena suerte.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Qué hombre lobo? ¿Un podría dormirse o uno se durmió y se inventa cosas?

Josete Sendra dijo...

Tiene usted toda la razón, subsanado...